Las 10 mejores estaciones de esquí de España

Rate this post

¿Eres amante de los deportes de invierno? España es uno de los mejores escenarios para disfrutar de las prácticas de esquí. Sus majestuosas montañas se cubren de nieve en esta temporada, una época ideal para disfrutar del frío y, por supuesto, para la práctica de este deporte.

La bella España no sólo es sinónimo de cultura y belleza natural de parques y playas, sino también es reconocida por ser un destino turístico predilecto en la temporada de invierno.  Este país del continente europeo cuenta con una variedad de pistas  para la práctica de esquí, ideales para todos, desde los que quieren comenzar en este deporte, hasta los más arriesgados y veteranos en la disciplina.

En este artículo, te mencionamos las 10 mejores estaciones de esquí de España para que disfrutes de unas vacaciones extremas sobre la nieve.

Las 10 mejores estaciones de Esquí de España

Sierra Nevada

No podía faltar dentro de las 10 mejores estaciones de esquí de España. Es, sin duda alguna, una de las estaciones más visitadas, por ser considerada aquella que posee la mayor altitud. Se encuentra ubicada en Granada, específicamente en pico Mulhacén, a 3.478 metros sobre el nivel del mar.

Sierra Nevada es una de las mejores estaciones de esquí de España, con 108 kilómetros para la práctica de este deporte. Igualmente, cuenta con aproximadamente 15 escuelas de todos los grados y cañones de nieve artificial, así como también con una variedad de sitios turísticos como pistas de patinaje sobre hielo, pistas iluminadas para las prácticas de esquí nocturnas, spas, discotecas y una fuerte oferta hotelera.

estaciones esqui de espana

Si te encanta la adrenalina, no dejes de ir a Sierra Nevada. Realmente, se trata de un lugar que promete unas vacaciones inolvidables.

Formigal

Formigal sobresale por sus 137 kilómetros de pistas para esquiar. Se destaca por tener un ambiente muy concurrido desde las 3 hasta las 9 de la noche, y se ubica en el sector de la  Huesca, justo al lado de la pista de nieve Panticosa.

Junto con la pista Panticosa, disfrutarás de un total de más de 176 km para la práctica de esquí y diversión del invierno con la bajada de trineos con perros (mejor conocido como “tubbing”) y con el snowbike.

Formigal te cautivará y te hará disfrutar de la nieve. Realmente, es un lugar que te hará pasar un día increíble de vacaciones familiares, creando recuerdos que perdurarán para toda la vida.

Astún

Su nombre proviene de un lago de montaña glaciar. Se ubica en el Pirineo Aragonés, en Huesca, y promete 50 kilómetros de pista sobre nieve para la diversión y la práctica del esquí.

Astún es un lugar con equipamiento para lugareños y visitantes, ofreciendo a su vez servicios de  cafetería,  restaurante, bares y hotel.   Un lugar que  lo tiene todo para una temporada de invierno fuera de serie.

La Pinilla

Inaugurada en el año 1968, se trata de una de las estaciones de esquí más reconocidas del país. Fue el escenario principal de la Copa de Europa de Esquí y se localiza en la Sierra de Ayllón, muy cerca de Cerezo de Arriba, en Segovia.

Se trata de una pista que cuenta con 15.57 kilómetros de recorrido, distancia más que suficiente para la práctica segura de esta disciplina deportiva. No dejes de visitar este lugar emblemático.

Candanchú

Destaca por ser la estación de esquí más antigua de España, siendo inaugurada en 1928. Se ubica en el pirineo aragonés, a escasos kilómetros de la frontera con Francia.

Esta estación de esquí es la más recomendada para los que se están iniciando en este deporte. Por el contrario, para los deportistas de invierno con más trayectoria se ofrece un recorrido fuera de la pista con un relieve de más exigencia y  aventura extrema.

Son en total 50 kilómetros de recorrido sobre nieve. Una estación apta para expertos y novatos.

La Molina

La estación de esquí de La Molina es una de las más antiguas de España, se localiza en el Pirineo Catalán y está conformada por 66  pistas para esquiar que conforman una superficie total de 70 kilómetros.

Además de tener pistas ideales para el deporte invernal, ofrece a sus visitantes una variedad de actividades para disfrutar de unas vacaciones de aventura extrema de montaña y nieve.  Los paseos más usuales son las rutas segway, los paseos en raquetas, las excursiones en máquinas quitanieves, entre otras.

Sin duda, no podíamos dejar de incluir a La Molina en nuestra lista de las mejores estaciones de esquí de España.

Masella

La estación Masella  fue inaugurada en el año 1967, y se localiza justo en la montaña de  la Tossa en Girona, cerca de la estación la Molina (con la cual se une a través de una telecabina).

Esta estación cuenta con unos 74  kilómetros de terreno apto para practicar el esquí, a la vez que ofrece un paraje  único y memorable.

Baqueira Beret

Considerada como una de las estaciones de esquí más sofisticadas. Se encuentra ubicada en una antigua grita del Valle de Arán, en Cataluña.

Esta estación cuenta con 146 kilómetros de pistas y es una de las mejores estaciones de esquí de España y  de todo el continente europeo. No dejes de ir a visitarla.

Valdesquí

Se localiza en la Sierra de Guadarrama, una de las zonas montañosas pertenecientes al Sistema Central en Rascafría.

Cuenta con una superficie de 200 hectáreas para la práctica del esquí. En este sentido, esta pista no solamente es la más grande de la comunidad de Madrid, sino que también es la más visitada de la región.

Aramón Cerler

Se localiza en Huesca, en el Pirineo Aragonés, rodeada de hermosos paisajes entre  bosques y picos, y un área extensa de más de 3.000 metros. Una estación con 79 kilómetros para el esquí, pudiendo acceder por cintas transportadoras, telesillas y telesquís.

Aramón Cerler le ofrece al turista instalaciones y servicios de primera calidad.

España cuenta con muchas estaciones de esquí que seguramente te permitirán vivir un tiempo agradable y divertido. ¿Ya tienes decidido a dónde ir? ¿A dónde vas a comprar tu billete? Sumérgete en la aventura del deporte de invierno recorriendo las mejores estaciones de España. Recuerda seleccionar tu ropa para el frío y, por supuesto, tu par de esquís para que disfrutes como nunca de un viaje sobre la nieve.