Las mejores piscinas naturales de España

Rate this post

España no es sólo un país de cultura y gente cordial. España te ofrece  lugares de exuberante belleza para disfrutar el placer de lo natural.  En este país vasco encontrarás manantiales naturales que son un verdadero oasis para el descanso y la relajación. Si estás pensando pasar tus vacaciones en España, en este artículo te comentamos sobre algunas de las mejores piscinas naturales que encontrarás, para que decidas incluirlas en la lista de destinos antes de comprar tu billete.

Las mejores piscinas naturales de España

Piscina natural de Chorreras del Cabriel

Esta hermosa piscina natural se ubica en la ruta de Enguídanos de la  provincia de Cuenca, y se forma de la desembocadura del río Cabriel. Este lugar les ofrece a las personas un increíble ambiente formado por un paraje de cuevas, pozas, saltos y cascadas rodeadas de una espléndida vegetación.

Por si esto fuera poco, desde el punto de unión de los embalse de Víllora hasta el Cabriel, conocido como Guadazaón, encontrarás una zona de piscinas naturales que también merecen la pena recorrer.

Piscinas naturales de Chavasqueira

Se encuentran ubicadas en la provincia de Galicia. Las piscinas naturales de Chavasqueira  son aguas termales, aguas que emergen del río Miño y llegan hasta este manantial en forma de piscina a una temperatura alta.

Un lugar que no solo brinda descanso y relajación, sino también propiedades curativas para  combatir enfermedades como la artrosis o afecciones de la piel, como el acné o la dermatitis.

Las piscinas naturales de Chavasqueira (Ourense) también son conocidas en la región Caldas do Obispo, en honor a quién ordenó restaurar ese lugar como una zona de baño. Actualmente son miles de visitantes propios y extranjeros de España que visitan este lugar para darse un relajante chapuzón totalmente gratis.

Piscina natural de Beceite y la ruta del Parrizal

Un  lugar estupendo para realizar excursiones.  Se encuentra asentado entre los  hermosos paisajes de los Puertos de Beceite, específicamente en la comarca del Maestrazgo, en Teruel. Realmente, se trata de un lugar paradisíaco para compartir con toda la familia.

Estas piscinas son comúnmente conocidas como “pozas de las pesqueras” de varios tamaños, las cuales han sido formadas por la propia naturaleza y provienen de las aguas del río Ulldemó, en Beceite, Teruel.

Unas piscinas naturales para pasar un día disfrutando de la naturaleza y el campo, sumergidos en aguas turquesas y de temperatura cálida.

Piscina natural de Aniol d’Aguja

Consiste de una piscina natural ubicada en el embalse de Gorg Blau,  entre los municipios Montagut y Oix, en la hermosa comarca de La Garrotxa, en Girona.  Esta refrescante poza de agua fría es un lugar de descanso para los amantes del senderismo y escalada, las cuales son actividades muy frecuentes en esta región.

La ruta habitual para llegar a este oasis te ofrece un paraje lleno de atractivo natural y de historia inolvidable, que comprende cruzar el puente colgante y hacer saltos sobre piedras hasta llegar a sus deliciosas y transparentes aguas. Y si esto te parece poco, podrás hacer un recorrido por Sant Aniol d’Aguja, una ermita románica que tiene sus orígenes en el siglo XI.

Piscinas naturales en la Sierra de Gata

Ubicadas a 2 kilómetros del inolvidable pueblo de Acebo (L’Acebu), en la Sierra de Gata, en Cáceres, muy cerca de la zona fronteriza con Portugal.  Acebo es un pueblito pintoresco famoso por sus deliciosos bolillos y cultivos de naranjas.

Las piscinas naturales Jevero y Carrecia son lugares turísticos que cuentan con la atención de comida y servicio de bar. Así, es un lugar para pasar unos días de vacaciones o descanso, en especial si vas en dirección a la ciudad de Rodrigo.

Piscina natural de El Caletón en Garachico

Una increíble piscina ubicada al Norte de las Islas Canarias, en Tenerife. La piscina natural de El Caletón se formó a partir de la erupción del volcán de Garachico, en 1706, combinando el agua del mar abierto con tranquilos pozos de agua ideales para toda la familia. Cerca de este lugar encontrarás múltiples servicios como aparcamiento, restaurante, socorristas, etc.

Disfrutar de esta hermosa piscina no es sólo sentir el placer y la tranquilidad de sus aguas, sino poder contemplar un extracto de la historia de las Islas Canarias.  ¡Ven y descúbrela tú mismo!

El Charco Azul

No es lo que te imaginas de su nombre. Por el contrario, resulta un lugar atractivo ubicado en la Isla de Hierro, en pleno Golfo del municipio de la Frontera. Frente al Océano se han formado dos piscinas naturales: El  charco azul  y la otra es Cuevas, a la que se llega caminando a sólo 15 minutos del Golfo. Es sin duda un regalo natural para contemplar y disfrutar al máximo.

Piscina natural de la Garganta de los Infiernos

Uno de los atractivos turísticos del Valle del Jerte, en Cáceres, y una de las mejores piscinas naturales de España. Aunque no son las únicas pozas, la Garganta de los Infiernos  es una de las más famosas, con un entorno natural que cautiva a sus visitantes, rodeado de majestuosas cascadas, flora y fauna propias de la zona.

Estas pozas naturales son también conocidas como “pilones”. Se encuentra situada  en la carretera que conduce al Valle de Jerte. A unos 3 km de su recorrido encontramos un acceso de señalización hacia  el lado derecho para llegar al río Jerte, y muy cerca de ahí está también el Camping Valle Jerte.

Piscina natural de Fuentes del Algar

La piscina natural Fuente del Algar está ubicada en la población de Alicante, a unos  15 km de Benidorm y a 3 km de Callosa d’en Sarrià.  Un lugar con gran demanda turística  que conserva una excelente condición bionatural. Declarada desde el año 2002 como zona húmeda protegida, se trata de un lugar agradable que vale la pena conocer y disfrutar.

Piscina natural de la Fontcalda

La piscina natural de la Fontcalda está ubicada en Gandesa, Tarragona. Se encuentra situada entre montañas y resulta ser un premio para todas las personas que practican senderismo en esa zona.

Para llegar a este hermoso  lugar basta llegar a la carretera que une Gandesa con Benifallet, la C-43, la cual da acceso a la piscina natural por una pista forestal.  Muy cerca de ahí también podrás contemplar el Santuario del siglo XIV y el museo creado en conmemoración  a la Batalla del Ebro de la Guerra Civil.

 

Ahora que conoces algunas de las mejores piscinas naturales de España, ¿A qué esperas para coger tu billete de tren?